BUSINESS INNOVATION

CÓMO REALIZAR INNOVACIÓN RENTABLE

Necesitamos innovar respecto a la innovación.

La innovación se entiende como una característica deseable en las organizaciones y un elemento base para la competitividad de las organizaciones y de los países.   Los gobiernos han promovido actividades de innovación a través de políticas públicas, incentivos y regulaciones (o desregulaciones), de la misma forma asociaciones privadas, inversionistas buscan generar innovación.

Sin embargo, los tiempos políticos y eonómicos están cambiando, los incentivos se están volviendo más escasos, y eso ha permitido que algunas organizaciones se encuentren de pronto ante actividades que no saben justificar ante un Consejo de Administración, y Consejos de Administración que no saben qué esperar de áreas de Innovación.

Este artículo se enfoca en que usted logre una innovación rentable en su organizacion, a través de una premisa básica: Concebir y Medir un modelo de Innovación Rentable (MIR).

¿Qué es innovación?

Existen muchas definiciones y teorías sobre la innovación.  Creo que la más comprensible es: “La presencia de algo nuevo en algún lugar, con un efecto positivo”.  Así, la innovación depende del tiempo y del entorno donde se conceptualiza.  El fuego fue en su tiempo una innovación, innovaciones en un entorno latinoamericano pueden no serlo en un entorno europeo, así como la innovación en una organización no necesariamente es en otra organización.  En el sentido más práctico, y para la perspectiva del Director de una organización:  Innovación es la presencia de un producto/servicio o proceso nuevo que genera un cambio notable en el valor generado por la organización.  El que sea notable el cambio es que está fuera de la tendencia de la operación, un “salto” en los ingresos, la productividad, o la cobertura ante riesgos.

Cómo entendemos la innovación es como la vamos a medir

El cómo entendemos la innovación es como la vamos a medir.  Los estándares y guías de innovación, como la norma ISO 56002 (Innovation Systems Management), El Premio Nacional de Tecnología e Innovación, Norma Mexicana de Gestión de Tecnología, Norma Española de Gestión de Tecnología, Technology Readiness Level (TRL) son estándares que conceptualizan a la innovación desde la concepción de una idea hasta su posición en el mercado. Es natural que el diseño de indicadores siga la misma trayectoria, y esto es muy válido, si lo que queremos es medir la trayectoria de un proyecto.  Siguiendo esta lógica, generaremos indicadores como #ideas, # prototipos, #prototipos exitosos, etc.  Que nos indica la acción, no el efecto deseado.

Más aún, estos esquemas están diseñados bajo la visión de que las innovaciones parten desde la idea, dejando de lado las adquisiciones tecnológicas, adecuaciones, adaptaciones que, en términos organizacionales, también son innovaciones.

 

Modelo de Innovación Rentable (MIR)

El Modelo de Innovación Rentable es entender la innovación desde sus resultados, o mejor dicho, entender los resultados que produce la innovación y de ahí relacionar los resultados hasta las fases organizacionales pertinentes, independientemente del origen de una disrupción en el valor generado de la empresa.  Los pasos para generar un Modelo de Innovación Rentable se resumen a continuación:

  1. El objetivo de medir la innovación no es “conocer sobre innovación”.  El acercamiento tradicional genera inicadores de las actividades de innovación, no del propósito de ésta.  El acercamiento tradicional no promueve una reflexión del valor esperado de la innovación, ni de la forma de expresarlo.   El objetivo de medir la innovación es guiar sus actividades hacia un resultado pretendido estratégicamente.  El guiar las actividades requiere de mediciones sistemáticas sobre una base comparable, a fin de identificar tendencias y lograr una interpretación robusta a través de la relación de indicadores.
  2. El objetivo de un Sistema de Innovación no es “hacer innovación”. Esto parece una idea obvia y evidente, pero las mediciones de innovación como “número de innovaciones” o “número de productos nuevos” reflejan que algunas organizaciones encuentran dificultad en tener una perspectiva mayor de la innovación.  El objeto de un Sistema de Innovación es lograr mayor rentabilidad de la organización o reducir sus riesgos, por lo que la medición de innovación debe mostrar una relación hacia estos indicadores. El identificar la Innovación como algo aislado de la rentabilidad dispersa los objetivos de la misma organización.
  3. Innovación no es Operación.  Medir innovación no es medir la operación.  El establecer los límites de los procesos de innovación y los de operación es indispensable para obtener una medición de la innovación.  La innovación es  un proyecto con un impacto en las operaciones, pero no son las operaciones mismas.
  4. Es la voz del cliente la que determina si hubo innovación, no los deseos de la organización.  La diferencia entre innovación e innovación es que la última es simplemente la presencia de algo nuevo en algún lugar, sin importar si tiene un efecto positivo o no.  En el caso de las organizaciones, la innovación requiere que exista un efecto positivo en su razón de ser, ya sea económico o social, para lo que debe de haber un efecto positivo en la relación con sus clientes o beneficiarios, o logra llegar a más clientes, o de mejor forma, o invierte un menor esfuerzo en lograrlo.  –o una mezcla de estos- que se traduzca en mejor rentabilidad económica o social.
  5. El punto en común para todas las soluciones parten de una “solución operante”. El cliente reacciona frente a una nueva propuesta de la organización, ya sea en su ofrecimiento, cumplimiento o cobro.  La medición de una innovación rentable considera este punto y los anteriores indepenientemente si el origen de la innovación es un desarrollo propio, una adquisición o una adecuación tecnológica.
  6. La medición de la innovación es una interpretación.   La innovación es la presencia de algo nuevo en la organización con un efecto positivo en su razón de ser –ya sea rentabilidad económica o social-.   Cuando decimos “algo nuevo”, significa que “algo estaba” y que la innovación representa un cambio.  Entonces su medición es la interpretación entre varias mediciones de “lo que estaba” para concluir que “hubo algo nuevo”.  Esto se logra al analizar los resultados de la operación en la organización y concluir un cambio explicado por la presencia de un producto o un proceso nuevo.

Conclussion

Para medir la innovación en una organización tenemos que considerar los puntos anteriores y realizar una rutina regular de medición. Es una disciplina que implica un costo, pero ¿Cuál es el beneficio?

El beneficio se presenta si la innovación tiene una dirección estratégica que cumplir y compite por recursos organizacionales para lograrlo.  El beneficio se puede expresar en:

  1. Determinar el tamaño y la cantidad de recursos que serán destinados a actividades de innovación, así como su retorno
  2. Dirigir estratégicamente el uso de esos recursos regulando la mezcla de proyectos de innovación considerando su beneficio potencial, tiempo de implantación, riesgo involucrado y recursos invertidos.

Lo que implica que medir la innovación tendrá sentido una vez que existan varios proyectos de este tipo compitiendo por recursos escasos.